cronica cronica
Concepción, Chile, Miércoles 19 de marzo de 2008   

 Portada
Temas Relacionados



Volver Enviar Imprimir

Meseras 'con mini' reprochan a sus colegas 'con piernas'

Chicas detestan a cafés hot

  • Las tradicionales cafeteras sólo usan falda corta y se limitan a conversar lo justo y necesario con los clientes. A veces las confunden con otras, pero ellas se encargan de marcar la diferencia.

"Encuentro una ordinariez lo que hacen", dijo Nathalie al referirse a las chicas de los cafés con piernas, debido a que ellas "venden su imagen y su cuerpo al costo que sea necesario".

 NICOLE SALAZAR
cronica@cronica.cl

"Aquí está su café", es el máximo contacto físico y verbal que las tradicionales chicas de los cafés con mini establecen con sus clientes. Es por ello que muchas se sienten ofendidas cuando se les compara con las típicas cafeteras con piernas.
"Nosotras detestamos que se nos compare con ellas, porque hacemos un trabajo completamente distinto. Ellas se venden, nosotras no", dijo Nathalie Arriagada, quien trabaja en el Café Haití del centro de Concepción.

Cara y sello

En este tipo de locales, se vive una realidad muy distinta a la que se ve en los polémicos sitios hot. La clientela es mayor, frecuentan el lugar hace muchos años, y sólo se limitan a leer el periódico y convesar con amigos.
Nathalie es alta. Mide 1.80 metros aproximadamente y posee un rostro envidiable.
Su vestimenta no es llamativa, ya que usa un chaleco negro y una recatada falda escocesa. "Sólo llega un poco más arriba de la rodilla. No estoy mostrando nada que no lleven las escolares en la calle", comenta.

Molestia

Para esta chica, su trabajo representa un oficio más, debido a que nunca ha vendido su imagen ni su compañía. "Me siento súper digna con lo que hago. A veces mucha gente especula sobre nuestro trabajo, pero deben mirar y comparar. En los cafés con piernas el hombre va para ver a la mujer en poca ropa. Acá vienen simplemente a recrearse", dijo.
Pese a lo anterior, Nathalie indicó que ha tenido muchos problemas por su trabajo, que hace algún tiempo incluso llegaron a afectar una relación amorosa.
"Mi pololo era muy celoso y malinterpretaba mi trabajo. Tuvimos muchos conflictos por eso, hasta que la relación se dio por terminada", indicó con una triste mirada.

// 'PURO MITO'

Jaime Aravena, administrador del Café Haití, afirmó que al contrario de lo que muchos creen, este negocio ni siquiera se acerca al perfil de un café con piernas. "Nosotros llevamos 50 años de trayectoria en este rubro y no tenemos nada que ver con esos locales. A lo más las niñas usan falda, pero eso es súper normal", explicó. Además, comentó que hay muchas personas que confunden este tipo de locales y los asocian con escándalo. "Es puro mito", dijo.


© 2008 Todos los derechos reservados para Diario El Sur S.A.