Volver Enviar Imprimir Compartir Facebook Compartir Meneame Compartir Deliciouis My yahoo IGoogle
Crónica
Ocho años del atentado a las Torres Gemelas

Ocho años se cumplieron ayer desde que una aeronave golpeó una de las Torres Gemelas de Manhattan, impactándola frente a los ojos del mundo entero.

El temor, la angustia y la ansiedad por no saber qué estaba ocurriendo se acrecentaban, justo cuando después de 18 minutos, un segundo avión impactó la Torre Sur del corazón financiero de Nueva York.

La mañana de aquel fatídico día, 19 terroristas bajo órdenes del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, habían secuestrado 4 aviones comerciales en EE.UU.

Media hora más tarde, una tercera nave se estrelló contra el Pentágono en Washington, despejando toda duda sobre la naturaleza de los hechos. La principal potencia del mundo estaba siendo atacada.

En total murieron 2.974 personas, entre pasajeros del avión, los que encontraron la salida en un salto al vacío y quienes estaban en las torres cuando estas se derrumbaron.

A los pocos días, el Presidente George Bush declaró el inicio de la guerra contra el terror.

Estos hechos quedarán eternamente guardados en la memoria de quienes pudieron observar las imágenes del atentado a través de la televisión, radio, internet y diarios.

Sin embargo, dos penquistas que estuvieron allí, hoy recuerdan qué sintieron, cómo fue su aventura para regresar a Chile, y cómo este fatídico hecho marcó un antes y un después en sus vidas.

angustia

Pierre Chlipalski lleva 24 años desempeñándose como jefe de planta de Pesquera El Golfo.

Él y Daniel Montoya, gerente comercial de la misma empresa, debieron viajar a Nueva York por motivos de negocios.

"Lo curioso es que nosotros pretendíamos volar el 12 de septiembre desde Boston a Chile. Claramente había una cercanía que nos podría haber tocado", recuerda.

Una vez que todos estaban seguros de que ocurrió el atentado, este penquista comenta que el ambiente se llenó de miedo y descontrol.

"Cuando empiezas a escuchar que el presidente Bush estaba informando al país que EE.UU. había sido atacado y ves que se decide cerrar la NASA, los juegos en Disney World, los metros y aeropuertos, se genera una sensación bastante especial", detalla.

Ambos no tenían la menor idea de cuándo retornarían a su país. Fue así como todos los días se levantaban a las tres de la mañana para estar en el aeropuerto esperando un vuelo y haciendo filas de diez horas aproximadamente.

"Lo único que queríamos era viajar hasta Miami y tomar una avión de regreso a Chile", afirma.

seis días de espera

Si bien, Pierre Chlipalski asegura que los estadounidenses siempre supieron mantener la calma, lo más impactante fue verlos en estado de shock. "Fuimos testigos de cómo una potencia mundial estaba siendo vulnerada", sostiene.

Pese a lo anterior, el jefe de planta asegura que un país tan sólido como Estados Unidos supo dar el mejor ejemplo, al haber tomado medidas de forma inmediata.

Es por eso que este penquista decidió imitar dicha actitud y confiesa haber sido bastante racional. "Yo iba anotando cada hecho que ocurría, porque no sabíamos bien qué iba a pasar. Así pudimos tener las herramientas necesarias para decidir qué haríamos", manifiesta.

Ejemplo de ello, es que, en vez de quedarse de brazos cruzados esperando un avión, él decidió proponerle a su amigo que se compraran un par de zapatillas y se fueran al hotel donde se hospedaban para ejercitarse.

Así lograron despejarse y finalmente lograron volver a su país al cabo de seis días de espera, justo para Fiestas Patrias. Cuando llegaron se sintieron más felices que nunca.

En el trayecto debieron pasar por Manchester, en donde se realizaba una revisión exhaustiva del equipaje. Allí fueron fotografiados por casualidad y aparecieron en la portada del The Union Leader de Estados Unidos.

Hoy, Chlipalski es casado y tiene un hijo de 7 años. Al recordar, luego de 8 años después del atentado, reflexiona y se da cuenta de lo vivido.

"Creo que esto también me enseñó una lección de vida. Siempre me acuerdo. Ahora estoy consciente de que el terrorismo existe. ¿Qué le puedes ofrecer a tus niños si están expuestos a atentados de esta magnitud?", concluye

un país bajo ataque

Para Daniel Montoya, el gerente comercial de Pesquera El Golfo que viajaba con Pierre Chlipalski, este fue un día muy especial con una sensación inicial de incertidumbre.

"Un avión choca con una torre, después lo mismo. Habían otros aviones secuestrados y después de eso, seguía la inseguridad de estar en un país bajo el ataque", asegura.

Montoya recuerda que ese día vieron a todos los americanos en un estado de shock, siendo testigos de cómo su país se desmoronaba.

"Con mi compañero pudimos observar que todo se paralizó, no solamente en la actividad de los aeropuertos, universidades, oficinas y colegios, sino que las autoridades sugirieron resguardarse en sus hogares y de ahí esperar para ver qué más venía", relata.

Agrega que obviamente en un principio nadie podía saber en dónde estaba el peligro y eso era lo que generó la angustia colectiva.

'estaba la escoba'

"El 11 de septiembre estaba preparando un equipo de personas para entregar propaganda del Partido Demócrata de Estados Unidos. Era el día de primarias", recuerda Alejandro Fuentes, un chileno que vive en Nueva York hace 24 años, y que actualmente trabaja para un sindicato.

Se encontraba en su oficina cuando su esposa, que estaba muy cerca del área, lo llamó y le dijo que algo estaba sucediendo. Prendió el televisor de la oficina y vio la torre con el impacto de un avión.

"Mientras miraba las imágenes pude presenciar el segundo impacto en vivo y en directo", narra. Alejandro confiesa que en ese momento sintió desconcierto, rabia, impotencia y miedo, sin saber cuál emoción era más fuerte que la otra.

A medida que los minutos fueron pasando, pudo percibir que la gente a su alrededor, estaba atravesando por sus mismos estados de ánimo.

El olor a fierros quemados y el polvo en el área no ayudaba. "Estaba la escoba. Recordemos que el transporte público, túneles y puentes se cerraron", comenta.

Hoy, Alejandro afirma que como chileno es otra razón para mirar el 11 de septiembre como un día especialmente trágico.

"La verdad es que trato de no acordarme, es muy triste y doloroso. Pero se que existió y causó dolor y ansiedad a mucha gente", expresa. Este chileno actualmente vive con su esposa, hijas y nietos y prefiere no pensar en que un hecho como este vuelva a ocurrir.

El 8 de octubre EE.UU. y Gran Bretaña atacaron a Afganistán, país donde se creía que se ocultaba Bin Laden. El régimen de los talibanes cayó rápidamente, sin embargo, y hasta el día de hoy, el líder de Al Qaeda sigue prófugo, cuando se cumplieron 8 años del mayor atentado de la historia cometido en el mundo.

Volver Enviar Imprimir Compartir Facebook Compartir Meneame Compartir Deliciouis My yahoo IGoogle
Galeria destacada
Miranda Kerr
La bella modelo es una de las favoritas de la revista Sport Ilustrated. No cabe duda el por qué. Fotos:...¿Quiere ver más?
Galeria destacada
Melina Pitra
Esta escultural modelo argentina, fue noticia hace algunos días. La rubia viajó hasta España con el...¿Quiere ver más?