Estás en:  > Espectaculos
Martes 29 de diciembre de 2009

Los calzones amarillos la llevan en Año Nuevo

Para estas fiestas, el ritual favorito es que el tiene que ver con esta prenda interior. Dicen que funciona, no sólo para el amor, sino que igual con la plata.

Volver Enviar Imprimir Aumentar tamaño letra Disminuir tamaño letra Compartir Facebook My Space Google Bookmark Compartir en Twitter

Días antes de que llegue el 31 de diciembre, muchas personas empiezan a pensar qué ritual o cábala harán para la medianoche. "¿Me pongo el calzón amarillo?"; "¿me como 12 uvas o las 12 cucharadas de lentejas?" o "¿me doy la vuelta a la manzana con la maleta?". Es que todos quieren dinero, amor, viajes, felicidad y prosperidad, entre otras cosas, en el año que se viene.

Los que la llevan

Sin duda, que el rito más usado en esta fecha es la de la ropa interior amarillo, ya sea en tanga, colalés o pantaleta. La mayoría de las mujeres han usado un churrín de este color para encontrar el amor o mantener la alegría de pareja. Dicen que no falla, así que a hacer el intento se ha dicho.

La "Coté López penquista", Carmen Gloria Ficca manifestó que no tiene cábalas para la noche de Año Nuevo. De hecho, "la única vez que hice algo fue salir con una maleta a dar una vuelta", contó. Sin embargo, algo malo hizo, pues no le dio resultados.

No obstante, tras ponerse una sexy pantaleta amarilla y posar para el osado lente de Crónica en el hotel Diego de Almagro de Concepción, la modelo dijo que este año se arriesgará con el amarillo.

"Para este Año Nuevo me lo pongo sí o sí. Quiero probar si resulta. Dicen que es para la felicidad en todo sentido", comentó.

Fiel a los ritos

La ex Miss Playboy, Alejandra Díaz le encanta cumplir ritos durante la noche de Año Nuevo. Ella le tiene harta fe a las cábalas, sobre todo porque le han resultado de perillas.

"Hago la de la maleta y pucha que me ha resultad. He viajado a tantos lugares. También me pongo calzones amarillos, pues para mí representa el dinero y me ha ido re bien, así que este año no dejo de hacer mis rituales", señaló.

Además, hace un aseo profundo en su hogar, para que el 2010 no la pille llena de polvo. "Y  boto las cosas viejas y trato de recibir el año con ropa nueva", expresó.

Ale Díaz dijo que lo importante es creer en los ritos, sino no resultan. Créales no más y apúrese con el churrín amarillo, que está casi agotado en las tiendas.