Estás en:  > Cronica
Sábado 6 de febrero de 2010

Bellezas rellenitas usan bikinis en la playa: "Somos hermosas"

Las chiquillas no tienen pudor a la hora de vestirse para ir a tomar sol.

Volver Enviar Imprimir Aumentar tamaño letra Disminuir tamaño letra Compartir Facebook My Space Google Bookmark Compartir en Twitter

Es típico que tanto hombres como mujeres les encanta tomar sol y pasearse en la arena para mostrar sus lujosos cuerpos. Pero ahora, esta tendencia se está rompiendo.

En los balnearios de la zona, las personas más rellenitas se atreven a desafiar a los flacos y a las buenas curvas. Las chiquillas con algunos kilitos extras, fueron consultadas y dicen que han perdido el pudor de usar bikinis.

"El verano es para tomar sol y bañarse en el agua. No puedo esconder este gusto por ir a la playa por tener más volumen que los demás. Lo que importa es tener la personalidad suficieciente de exhibir tu cuerpo en la vía pública o donde sea", declaró Marcia Gómez.

Las gordis

Idilia Barreto es una de las chiquillas que estuvo en la playa luciendo un bikini de color azul. "Me parece genial que las mujeres más gorditas se atrevan ir a la playa. Yo peso más de 100 kilos y en un principio la gente me discriminaba por ser así. Pero la vida me enseñó a que hay que tolerarse", opinó.

Marcia Gómez, estaba sentada arriba de una toalla mirando el mar junto con unos oscuros lentes de sol. "Toda mi vida fui gordita y antes me daba un poco de vergüenza salir a la calle. Pero la playa me ha ayudado para tomar aire y estar desconectada del mundo", explicó.

Modelo

La curvilínea modelo local Carmen Gloria Ficca, más conocida como la Coté López penquista, también opinó de esta tendencia. "Me parece genial que las niñas un poco gorditas o rellenitas salgan a la playa. Lo importante es que ellas se quieran más y pierdan el pudor de usar un bikini", sostuvo la rubia.

Tendencia mundial

Para terminar con el temita, la modelo gringa, Lizzie Miller, causó revuelo en Estados Unidos luego de posar desnuda para una revista con unos buenos kilos de más.La rubia, de 80 kilogramos, lució con una pequeña barriga. Todos opinaron de forma positiva.